La cuesta de enero es un término muy familiar que hemos escuchado toda nuestra vida. Sencillamente se trata de una temporada económica algo difícil para todos los mexicanos una vez que comienza el año y para la cual muchos no nos preparamos ni prevenimos los gastos en la temporada decembrina previa. Llanamente se puede reducir al impulso de gastar más de lo que se gana, consecuencia de la emoción y la sensación de tener más dinero por recibir ingresos extra como el aguinaldo.

Este fenómeno ya tan conocido no solo impacta a los ciudadanos comunes, sino que también afecta a todos los negocios y empresas ya que sus ventas, naturalmente, tienden a disminuir debido a esta desaceleración económica.


Sin embargo, su efecto no golpea de la misma manera a los negocios o empresas, puesto que existen muchos productos de consumo básico que fácilmente permanecen “inmunes” ante esta situación ya que no son productos de consumo estacional.

Básicamente, la demanda estacional es el interés de compra que muestran los consumidores o clientes por un producto o servicio durante un lapso de tiempo o temporada del año. Un ejemplo son los artículos para vacacionar en verano. Cuando visitamos una tienda en esta temporada nos encontraremos con infinidad de trajes de baño, ropa de playa, artículos para acampar, etc. Por otro lado, en invierno las tiendas están repletas de enormes abrigos, suéteres, decoraciones navideñas. Todo para un consumo estacional y cuya permanencia en el mercado no abarca todo el año.


Sabiendo esto fácilmente puedes comenzar a imaginar los productos que consumes durante todo el año, en su mayoría, obviamente, productos alimenticios de consumo básico y que nunca dejan de estar a tu disposición, y en efecto, vamos a referirnos al alimento más mexicano de todos los tiempos: la tortilla.

El alimento fundamental de la población mexicana es muy difícil que sea considerado como un producto de demanda estacional, puesto que ahora, y antes de compartirte unos datos, debes estar recordando que, en efecto, la tortilla está dentro de tu dieta diaria. Hasta 2018, tan solo en México existían alrededor de 100,000 tortillerías, número que hoy en día ha aumentado, lo que hace evidente que se trata de un producto que no deja de venderse sin importar la época del año.


El consumo per cápita de tortillas en México es cercano a 75 kg al año, es decir de 7 a 10 tortillas diarias; el 98% de los mexicanos consume tortillas en su dieta diaria. Interesante ¿no? Imagina el nivel de demanda que esto significa. El 68% de la población come los 7 días de la semana tortilla; el 52% come al menos una tortilla al día; el 93% consume tortillas en establecimientos cercanos y la mayoría de la población compra entre 1 y 2 kg de tortillas cuando acude a su tortillería local.

Son números muy interesantes con los cuales podemos concluir que tener un negocio que produzca productos derivados del maíz siempre es una inversión que rendirá frutos sin importar la época del año en la que este se establezca, incluso, ante la temida cuesta de enero.

Comenzar un nuevo año siempre va acompañado de sueños, retos y metas a cumplir; y no hay nada mejor que comenzarlo con una inversión que, ahora ya sabes, dejará buenos rendimientos durante todo el año.


El negocio de la tortilla es uno de los más rentables del mercado. Hay una amplia variedad de tortilla y derivados de la masa, lo cual nos da posibilidades de crecer y crear un producto único y distintivo en este mercado.
En la actualidad tenemos a disposición máquinas tortilladoras modernas con nuevos e innovadores mecanismos de producción, volviéndose más eficientes que nunca. El negocio de la masa y la tortilla va incrementando día a día, es uno de los negocios con mejor retorno de inversión, y con bajos costos de operación.
En Manufacturas Lenin contamos con una gran variedad de máquinas, nuestros equipos tienen presencia en más de 85 países y llevamos más de 30 años en la industria de la masa y la tortilla. Tenemos todo lo que necesitas para iniciar tu negocio, pregunta a uno de nuestros asesores por nuestros paquetes y promociones.

Compartir en:

Leave a Comment

Your email address will not be published.